EADTrust custodia claves privadas de diferentes plataformas de firma digitalizada, biométrica o grafométrica.

El hecho de que exista esta custodia implica que los responsables de las plataformas adoptan medidas para garantizar que la información biométrica se incluye en los documentos electrónicos firmados de forma cifrada (con la clave pública) y que no está libremente disponible para la entidad que hace uso de la plataforma, y, por tanto, no puede utilizarla para asociarla a otros documentos.

De esta forma, tanto la entidad promotora del sistema de firma digitalizada que hace uso de la plataforma como los propios firmantes están en igualdad de condiciones para ejercer el derecho a la prueba respecto a si una firma en concreto pertenece o no a una persona.

Para realizar el proceso de comprobación de una firma digitalizada se suele recurrir a un proceso de análisis pericial caligráfico (u otro tipo de estudio pericial asistido por software de análisis biométrico de uso forense).

El proceso se inicia a partir del archivo PDF que incluye la firma controvertida, por lo que este debe estar localizable para la entidad y para el firmante.

Será preciso identificar las personas de Compliance o LOPD o seguridad informática en la entidad que tienen identificado el caso y el archivo o archivos cuya firma es controvertida, y solicitar el archivo por los cauces previstos.

Es conveniente analizar si se quiere plantear un litigio o es mejor hacer antes alguna comprobación por si se pudiera evitar llegar a ese extremo.

Una vez que se dispone del documento PDF que incluye la firma biométrica, es posible llevar a cabo los siguientes pasos.

  • Preparar un mandato o poder de una persona con poderes en la organización, nombrando a la persona de la entidad o al perito para que pueda acudir al Prestador de Servicios Electrónicos de Confianza que custodia las claves privadas (EADTrust) en nombre de la organización. Igualmente, si es el propio firmante el interesado, puede designar un representante, un mandatario o un perito para contactar con el Prestador.
  • Hacer copia del poder y del DNI de apoderado.
  • Preparar un escrito en formato carta que describa brevemente el problema y solicite la intervención de la entidad que custodia las claves privadas (EADTrust) incluyedo los datos de identificación de la persona que contactará con ella. Normalmente la firma el apoderado.
  • Quien acude a la entidad que custodia las claves privadas (EADTrust) lo suele hacer presencialmente o por un procedimiento acordado, de gestión telemática.
  • Conviene cerciorarse de que la entidad que custodia las claves privadas (EADtrust) tiene la ultima versión del software aportado por los desarrolladores de la plataforma para descifra la información biométrica a partir del documento PDF.
  • La entidad que custodia las claves privadas (EADtrust) nunca las entrega.  Hace uso de  la clave para descifrar el documento y extraer la biometría que entrega al solicitante, pero las claves privadas no salen de su custodia.

Con la biometría descifrada, son necesarias, además, las firmas indubitadas. Si se va a plantear la prueba en un litigio, se describe la solicitud de la pericial en el escrito de demanda o de contestación, para que en su momento, se realicen las firmas indubitadas en presencia del Letrado de la Administración de Justicia que competa.

Si se desea realizar el cotejo de firmas con ayuda del perito, pero sin llegar a juicio, se precisa contactar con el cliente para que realice varias firmas (5 o 10, las que el perito  recomiende) en una tableta digitalizadora semejante a la utilizada originalmente para firmar, con el apoyo del software de uso pericial.

Es posible contactar con EADTrust, a través del teléfono +34 91 7160555 (o 902 365 612 desde España) donde pueden orientarle de forma más precisa según la entidad que haya gestionado la custodia para los documentos PDF de su interés.