Los sistemas de custodia de evidencias electrónicas de EADTrust utilizan un mecanismo de preservación de “hashes encadenados” desde la creación de la entidad en 2009, y ya era utilizado con anterioridad por los  impulsores de esta. Esta tecnología posteriormente se ha revelado muy semejante  al sistema denominado “Blockchain” (definido en el documento de Satoshi Nakamoto en 2008 e implementado en 2009).

El sistema blockchain protege del denominado “doble gasto” que es una manera simplificadora de referirse a la “unicidad de fin”, en sentido de que queda registrado el “dueño” del valor y el nuevo dueño cada vez que el anterior lo transmite. En el ámbito de los títulos valores el sistema recibe la denominación de “anotación en cuenta” y es una tecnología que se remonta,en el caso de España, al artículo 5 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores, que contempla se el mecanismo de anotaciones en cuenta como el que permite desmaterializar títulos valores.

En el ámbito de los títulos cambiarios las ideas de los impulsores de EADTrust se vieron plasmadas en el proyecto “FIRMA” en el año 2002, financiado en parte por el programa PISTA del MICyT y en el que participaron varias entidades: Feste, Safelayer, Tecsidel y Banco Sabadell.

Pero la constancia del poseedor de la representación electrónica de un valor es solo una de las propiedades del sistema Cartulario de EADTrust. El sistema proporciona además completitud documental al permitir el registro de transacciones vinculadas, y obliterabilidad respecto a a documentos electrónicos que dejan de tener valor al producirse el consumo del derecho que amparaban.

El sistema de Cartulario de EADTrust, además de gestionar “hashes encadenados” protege los bloques con sellos de tiempo y ampara sus sistema con mecanismos de supervisión y auditorías, en el marco de los servicios electrónicos de confiaza, un mercado con alta regulación y supervisión.

Ahora, con el nuevo proyecto de EADTrust, el sistema Cartulario podrá custodiar transacciones “testigo” en sistemas Blockchain externos, tales como el Blockchain de Bitcoin, reforzando la transparencia de su sistema de custodia y beneficiándose de la tecnología de replicación de Blockchain que distribuye los datos en todos los nodos de la red.

De esta forma si alguno de los nodos desaparece, esto no afecta a la disponibilidad de las evidencias digitales.

En el caso de Cartulario, el registro de testigos en blockchain se enmarca en la filosofía de preservación a largo plazo de los documentos digitales custodiados y la estrategia de continuidad de negocio para la propia entidad y para sus clientes.